La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), denunció en Choluteca, que los narcotraficantes y los extorsionadores, ahora tienen en la mira a los niños de ocho a once años de edad.

La impunidad en Honduras es de un 96 por ciento, ya que cuatro de 100 homicidios reciben una sentencia condenatoria, por lo que la situación en Honduras es grave y esto conlleva a que “es fácil ser delincuente, criminal, ya que los operadores de justicia no brindan respuestas adecuadas”.

Lo anterior lo dio a conocer el subdirector de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Luis León, agregando que, “nosotros venimos demandando fortalecimiento en los operadores de justicia, principalmente del Ministerio Público, ya que requiere apoyo humano y logístico en temas de investigación”.

En cuanto a la muerte de jóvenes por actos criminales, León manifestó que el 65 por ciento son personas entre edades de 17 a 38 años, ya que el joven es víctima de delincuencia y criminalidad porque son quienes se transportan en autobuses, taxis y otros, por lo que el gobierno debe implementar políticas de prevención.

Al ser consultado si varios de estos jóvenes que son asesinados estuvieron involucrados en venta, trasiego de drogas y delitos conexos, el miembro de la ASJ, dijo que “si, ya que hay jóvenes sin educación, familia desintegrada, sin empleo y por eso son presa fácil del crimen organizado y, grupos de narcotráfico y extorsión están reclutando a niños de ocho años de edad en Honduras y esto es grave”.

En las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula, Choluteca y La Ceiba, es donde se ha observado ese reclutamiento contra niños, entre ocho y 11 años de edad, ya que son las urbes donde el flujo del crimen organizado es más grande y no se debe permitir que esto continúe, añadió.

Por su parte el director de la Pastoral Social Cáritas de Honduras de la zona sur, Danilo Puerto, manifestó que en la región se mantiene la alerta amarilla, es decir aún se está a tiempo para evitar que en los departamentos sureños se conviertan en zonas conflictivas de la criminalidad como en otras ciudades del país.

Asimismo dijo el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), es creíble porque es apolítico y capta la información real que sucede en el país y al comparar los datos con los de la Policía Nacional, hay diferencia en las estadísticas.

Fuente: La Tribuna